Sesiones privadas

Transforma un área de tu vida a través de un entrenamiento emocional personalizado con Alex Corcias.

Categoría:

Descripción

Piensa honestamente en estas preguntas:

¿Te subirías a un auto si sabes que el conductor solamente pasó el examen teórico de conducir, pero en realidad nunca ha conducido?

¿Qué tal un piloto de avión? Supongamos que vas a volar varias horas en un avión cuyo piloto obtuvo la mejor calificación de su clase en las pruebas teóricas, pero nunca ha volado un avión en la práctica ¿te subirías?

¿Y un médico? ¿Dejarías que un estudiante brillante de la facultad de medicina te saque el apéndice, la vesícula o una muela, sabiendo que nunca en su vida ha tocado un bisturí?

¡Ni de broma! ¡Tendrías que estar fuera de tus cabales!

 

Ahora, esto no es válido únicamente en asuntos que ponen en riesgo tu propia vida. Después de 20 años en el mundo de la educación y consultoría he visto que en cualquier área de la vida aplica la misma lógica.

Por ejemplo, en los negocios, ¿contratarías como administrador o como gerente de marketing a un joven sin ningún tipo de experiencia? ¡Claro que no! Por más conocimientos que una persona tenga sobre un área de la vida, hasta que no haya aplicado sus conocimientos en la práctica, no puede ser considerada experta. Más aún, en muchos casos la experiencia puede llegar a ser más importante que los conocimientos; y esto es algo visto y comprobado una y otra vez en los negocios, en los deportes, en la ciencia, en las artes etc.

 

Siendo así, te quiero preguntar:

¿Quieres dirigir tu vida como un experto o como un aficionado? ¿Quieres dominar el arte del equilibrio de las distintas áreas de tu vida o vas a seguir improvisando?

Si para manejar un auto, un avión o un bisturí se necesita entrenamiento y práctica, ¿crees que en lo relativo a tu desarrollo personal, tu equilibrio y el balance de tu propia vida las cosas son diferentes? ¿Crees que para lograr los cambios que deseas basta únicamente con leer un buen libro sobre el tema?

¡Ya quisiéramos!

Y no me malinterpretes, sé que has dedicado horas, días, meses y años para nutrir tu personalidad, pero la realidad muestra que por más que uno estudie conceptos y comprenda estrategias, el verdadero crecimiento personal viene con entrenamiento y práctica. No es lo mismo ver un juego o escucharlo que jugarlo uno mismo.

En todas las áreas de la vida los conocimientos se adhieren a tu personalidad cuando actúas, prácticas y mejoras. Para eso, debes contar con la ayuda de un entrenador personal. Alguien con experiencia probada, con métodos efectivos y con un profundo deseo de ayudarte a mejorar.

Fíjate, cualquier atleta de alto rendimiento que desee competir con los mejores entiende esto y por eso se consigue a un entrenador personal.

Lo mismo ocurre en tantas otras áreas de la vida.

 

Siendo así, creo que es obligatoria una conclusión:

¿Quieres ser un experto en el liderazgo de tu propia vida?

Debes entrenarte.

¿Quieres fortalecer tu personalidad en cualquier área?

Debes entrenarte.

¿Quieres realizar tu anhelo de significado y logro?

Debes entrenarte.

¿Quieres potenciar tus creencias internas de abundancia y plenitud

Debes entrenarte.

¿Quieres dominar el arte del equilibrio?

Debes entrenarte.

¿Quieres potenciar tus relaciones más preciadas?

Debes entrenarte.

 

Yo puedo ayudarte a construir una visión maravillosa de ti mismo. Puedo guiarte paso a paso a través de un proceso de entrenamiento emocional para esculpir tanto un área específica de tu vida como tu esencia y propósito como persona.

Estoy convencido de que todos podemos ser expertos en manejar nuestra propia vida y estoy comprometido a utilizar toda mi experiencia y conocimientos para ayudar a la mayor cantidad de personas en este bello camino.

Te invito a contactarme y conversar sin ningún compromiso, estoy seguro de que juntos podemos lograr que tú seas el protagonista de tu propia vida.

 

¡Define tu propósito y vívelo con pasión!